Terminan en Valladolid las charlas “Mujeres que hicieron historia”

Terminamos hoy este recorrido por la vida de todas estas mujeres que hicieron historia. Con ellas hemos viajado por todo el mundo y a todas las épocas. Junto a ellas hemos vivido guerras, dictaduras, hambre, exilio y sufrimiento pero también hemos compartido sus premios, su reconocimiento y sus éxitos.

    Ahora me gustaría hacer un resumen de todas ellas y destacar que habéis sido las personas que habéis escuchado estas charlas las que las habéis dado vida.

Resumisteis el problema de la doble presencia de Marie Curie, el trabajo en casa y en el laboratorio, en un “qué bueno era Pierre”, su marido. Y con esas palabras hicisteis hincapié en que sin la colaboración de todos, hombres y mujeres este camino hacia la igualdad no sería posible.

   Conseguisteis emocionarme cuando todas juntas entonasteis la canción de las madres de la guerra de Melilla, esas madres españolas que recordaba Clara Campoamor, que por la política perdieron a sus hijos en el Barranco del Lobo, para que luego las dijeran que no las interesaba la política y que por eso que no podían votar.

    Juntas y juntos disfrutamos de la creatividad y el talento de personas como la música Clara Schumann, pero fuisteis vosotras las que destacasteis que quizá el mayor logro de su vida había sido también criar a sus ocho hijos.

    Lamentamos no conocer la vida y la trayectoria de la psicóloga y la creadora del método de las guarderías María Montessori y con ese lamento denunciamos lo oculto que han estado las aportaciones femeninas.

    Después de exponer la vida de Teresa de Calcuta, destacamos su humildad, la convertisteis en ejemplo de vida y  aprendimos que a veces en lo más sencillo está la grandeza.

    Con Rigoberta Menchú y el sufrimiento de los indios de Guatemala  entonasteis el mea culpa, os echasteis a la espalda la responsabilidad de nuestro pasado conquistador. De esa forma recordasteis que aún queda gente capaz de reconocer sus errores y lo que es más importante aún queda gente capaz de pedir perdón.

     Hipatia de Alejandría nos habló de filosofía en una época en la que los nombres femeninos no existían. Al conocer su trágico final comentasteis “lo que hacen los fanatismos” y con esa frase muchos pusimos los pies en la tierra sobre las ideologías, porque por muy acertada que uno crea que sea, no todo vale para imponerlas a los demás.

     María Zambrano nos trajo la poesía y el sentimiento a la filosofía. Os admirasteis de su vida rodeada de intelectuales y pensasteis que la vuestra no tenía comparación por haber estado siempre dedicadas a los demás. Pero con esa frase nos enseñasteis que vuestra historia es la de muchas mujeres anónimas que en sus casas han tenido que ejercer de contables, de diseñadoras de ropa, cocineras y educadoras, una historia la vuestra, desde luego muy digna de contar.

    Sorprendisteis con un conocimiento previo de la figura de Cleopatra lejos de la leyenda y de la mala prensa, de esa imagen de manipuladora, que la historia por ser una mujer con poder nos quiso transmitir.

    Con Rosa Parks conocimos el racismo y el sexismo en su parte más dura y lo que más os llamó la atención es que esto ha pasado hace dos días. Con vuestra indignación sobre estas actitudes o con las que vosotras mismas me habéis contado que habéis vivido como mujeres en un pasado no muy lejano, demostráis que la sociedad rechaza tanto el racismo como el sexismo y que no está dispuesta a aceptar como normal algo que no lo es.

     Isabel la Católica nos habló de la grandeza de una reina pero no os dejasteis seducir por el mito y así la hicisteis más persona, más real, más mujer con carácter, al reconocer sus aciertos pero también sus errores.

     Amparo Navarro Giner es el fiel reflejo de la historia femenina olvidada pero también es la metáfora como maestra, que me sirve para agradecer todo lo que nos habéis enseñado durante estas charlas. El público ha sido el verdadero protagonista porque habéis sido capaces de rescribir su historia.

     Por último me gustaría hacer un especial agradecimiento  a las mujeres que han hecho posible este curso. A la Asociación la Amistad y en especial a su presidenta Pilar Alvarado que me acogió desde el primer día con tanto cariño. Quiero mostrarla mi admiración como mujer valiente, por no cesar en su empeño de elevar la cultura de esta ciudad. Porque con esta idea has capitaneado como nadie esta asociación, habéis recorrido mundo y has sido el verdadero pilar de todos esos logros. Gracias por tener siempre ese gesto amable y entrañable, el mismo con el que seguro has recibido a todas las personas que han pasado por aquí a las que has dado, como a mí, una lección de humildad.

 También me gustaría dar las gracias a todas las personas que están detrás de estas charlas, como Ana Cañedo y la Concejalía de Atención y Participación Ciudadana, a todas que trabajan en este Centro Cívico como Victor y en especial a su coordinadora Conchi por su trabajo a favor del reconocimiento de las mujeres. A Cochi unas gracias muy personales por predicar con el ejemplo y confiar en mí, por valorar mi trabajo, por promocionarlo, por devolverme la ilusión por lo que hago y por enseñarme que lo más importante de un proyecto son las personas que están detrás.

 Y ahora permitidme que mis últimas palabras vayan dedicadas a todas las mujeres en general, personalizado en las que estáis hoy aquí presentes y que me habéis acompañado en estas charlas. Me cuesta mucho despedirme de vosotras, voy a echar de menos vuestra inquietud por aprender, vuestra paciencia por escuchar. Echaré de menos también veros sentadas cada semana ahí en frente con la cara de satisfacción del trabajo bien hecho y el deber cumplido. Un trabajo, el de las mujeres de vuestro tiempo muy duro e impagable pero escasamente reconocido. Porque vosotras sois el cimiento de esta sociedad, una sociedad que hoy y yo como su humilde portavoz os da la gracias. No me gustaría deciros adiós por eso os diré hasta luego esperando que pronto volvamos a encontrarnos en el camino y juntas de nuevo hacer historia. MUCHAS GRACIAS

Published in: on 3 enero 2014 at 11:13  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://ecodemujer.wordpress.com/2014/01/03/terminan-en-valladolid-las-charlas-mujeres-que-hicieron-historia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: