Vivir mujer…detrás del velo

Tánger 2005./GuSh

Chef Chauen (Marruecos) 2005./GuSh

     N.G.M.-Análisis

      La palabra hiyab significa “esconder” u “ocultar la vista”. Con este nombre se suele designar el velo islámico. La tradición musulmana basa la existencia del velo femenino en un versículo del Corán que dice así:

     “Y cuando les pidáis algo a ellas hacedlo detrás de un velo: es más puro para vuestros corazones y para los suyos”.

     Sin embargo, la imposición del velo no parece proceder de las escrituras sagradas sino de una interpretación posterior. En el siglo XX se empezó a cuestionar el hiyab,  símbolo para muchos de discriminación femenina.

      El movimiento empieza en Egipto, después de un encuentro feminista en Roma, Huda Sha’arawi se quita el velo en la estación de El Cairo delante de la multitud que había venido a recibirla. Posteriormente muchos países árabes como Irán y Turquía empezaron a sacar medidas para el desvelamiento.

      Con la inmigración de la población árabe a occidente el uso del velo ha estado rodeado de polémica. Muchas mujeres musulmanas progresistas consideran exageradas las medidas occidentales que prohíben el velo en los colegios al considerarlo parte de su cultura. Por otro lado para las feministas o la ministra de Igualdad española la hiyab es un símbolo de discriminación.

       Rabat Nadia Yassine es líder del movimiento islamista Justicia y Espiritualidad, perseguido por el Gobierno Marroquí, considera el velo musulmán una moda que arrasa entre las jóvenes, más allá de las cuestiones religiosas o una cultura patriarcal

      Fadela Amara, secretaria de Estado Francés piensa que el velo es un símbolo de sumisión y se muestra contraria a cualquier tipo de excusa cultural cuando lo que está en juego son los derechos de las mujeres.

      En 2007 en España una niña marroquí no pudo incorporarse a clase en Gerona por llevar la cabeza cubierta. Al final los Servicios Territoriales de Educación permitieron su asistencia. Sin embargo, detrás de esta polémica estaban las ideas europeas de una educación laica, que obliga a la retirada de las aulas de cualquier símbolo religioso.

      En países como Marruecos el velo es utilizado para marcar una identidad cultural. Ante la defensa de una separación entre el Islam y el estado los marroquíes se aferran a sus tradiciones. Claire Trichot de la ONG Cien por Cien Mamá trabaja en Tánger y asegura que en Marruecos hay cierta protección del menor pero no hacia la mujer. Sin embargo, junto con Túnez, Marruecos es uno de los países del mundo árabe que más ha equiparado los derechos de las mujeres a los de los varones.

       La Ley Familiar 2004 estableció una serie de reformas en Marruecos muy aplaudidas desde el feminismo. Se estableció el derecho al divorcio por mutuo acuerdo y la poligamia y el repudio unilateral exclusivo del marido se puso bajo control judicial. Cuatro años después de su implantación el número de divorcios solicitados por mujeres en Marruecos se ha disparado. El problema en su aplicación, viene de la marcada tradición sexista de los jueces y la sociedad marroquí.

      En España hay cerca de 650.000 ciudadanos marroquíes empadronados. Teresa Losada Campos ha estudiado la situación de las mujeres marroquíes en España. Para ella las mujeres inmigrantes en España se enfrentan a situaciones nuevas que las invitan a adoptar costumbres familiares extrañas para ellas. Las mujeres toman mayor protagonismo en la vida del hogar dada la ausencia del clan.

      Las mujeres marroquíes en España tras el velo esconden una tradición, para unos, o una discriminación, para otros, que dejaron en su país de origen, y que recuerdan con este tipo de símbolos. Algunas lo llevan por convicción o identidad cultural, pero muchas, la mayoría, no se han preguntado nunca el por qué.

Published in: on 25 mayo 2009 at 20:47  Comments (4)  

The URI to TrackBack this entry is: https://ecodemujer.wordpress.com/2009/05/25/vivir-mujer-detras-del-velo/trackback/

RSS feed for comments on this post.

4 comentariosDeja un comentario

  1. “Y cuando les pidáis algo a ellas hacedlo detrás de un velo: es más puro para vuestros corazones y para los suyos”.

    Espero que no me quieran cortar la cabeza por esto pero… ¿no sería la interpretación correcta que son ellos los que están detrás del velo y no ellas? Pero bueno, ya se sabe. Aquí cada uno interpreta las cosas según le parece y con las religiones (cualquiera) no iba a ser menos.

  2. Hay que reconocer que la cultura islamista es algo que nunca podremos entender. Con respecto a lo que salta a la vista de los que nos enseñan de ellos, siempre sera una religión que muchos de nosotros , aun no siendo cristianos convencidos, preferimos por encima de una que acaba siendo fundamentalista.Venera al hombre por encima de todo, y a la mujer la esclaviza a una vida de dolor, desesperación y sufrimiento. Lo triste es que incluso pasando a formar parte de un segundo plano, muchas mujeres se han acostumbrado a ello y defienden esa postura radical.Claro, parecido pasa en paises occidentales con la mujer maltratada que defiende a su marido o novio,porque creen que es lo correcto,y les demuestran cariño a base de golpes.Espero que algun día todo cambie.¡¡MUJERES DEL MUNDO,REVELAROS CONTRA LA OPRESIÓN!!

  3. Has expuesto uno de los grandes retos de la democracia actual. Junto al desarrollo de la tecnología y el medio ambiente, la diversidad cultural que plantea un riesgo a la democracia y deja ver sus carencias teóricas y su inocencia, propia de su juventud. ¿Cómo resolver la convivencia en las modernas sociedades multiculturales? En nuestras sociedades se ha impuesto una postura ante la diversidad cultural basada en el universalismo de ciertos valores. Se han propuesto los derechos humanos como valores de alcance universal más allá de las peculiaridades culturales. El respeto a la persona por encima de la cultura. Siguiendo esta línea, propia de las democracias occidentales, es factible pensar que el velo es una muestra más de discriminación humana y, por tanto, atenta contra los derechos humanos. Sin embargo, en nuestra constitución, como en otras basadas también en los derechos humanos, contamos con artículos que defienden los derechos de libertad de prácticas culturales, libertad de conciencia, libertad de expresión, etc.., derechos que parecen entrar en colisión con la idea de que el velo conlleva discriminación. Si seguimos por este camino, podríamos deducir, que la mujer es libre de expresarse culturalmente a través del maquillaje o del velo o de lo que se quiera, siempre y cuando no esté obligada y lo realice por convicción. Ahora, después de esta aparente e ilusa solución me gustaría plantear algo que me ronda en la cabeza desde hace tiempo. ¿No estamos entrando en otra forma más de etnocentrismo al intentar universalizar unos valores y derechos, los llamados “derechos humanos”, que son intrínsecamente occidentales y que sólo son susceptibles de aceptación por una minoría de los países del mundo?

  4. desde luego el que interpretó el corán fue hombre


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: