Vivir mujer en Somalia.

N.G.M. -Editorial

       Una niña de 14 años fue lapidada en Somalia la semana pasada. Se decía que tenía 24 años y que fue condenada por adulterio. Los que la juzgaron aseguraron que el castigo era por mantener relaciones antes del matrimonio. Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia era una menor y fue violada por tres hombres de un clan poderoso que la lapidaron por denunciarles.

         Se dice que la pena de adulterio, conocida en la ley islámica como “sharia”, no está recogida en el Corán, como tratando de convencer así a quienes lo practican para que no lo hagan. Pero tampoco sería extraño que el Corán lo recogiera, como lo hace la Biblia, si se sitúan este tipo de prácticas en el contexto histórico en que se relatan. Aunque debemos recordar que un país no muy lejano en un tiempo muy cercano, como fue el Franquismo, el adulterio era considerado un delito.

       En este caso concreto el hecho de que fuera una niña y que no fuera culpable de adulterio ha conmocionado más a la opinión pública. Además, dicen los testigos que quienes lo presenciaron trataron de impedirlo al darse cuenta de que era una menor inocente. Estas circunstancias es cierto que lo agravan pero aunque estuviéramos en la Edad Media, aunque lo recogiera el Corán, aunque tuviera 34 años y aunque fuera adúltera nadie tiene derecho a arrebatar la vida a pedradas a un ser humano, nadie.

        Parece que hechos así desnudan en nuestra sociedad la conciencia de la doble moral. La noticia escandalizó a la opinión pública, pero a la vez todos nos sentimos seguros en nuestro “mundo civilizado” donde nunca podría ocurrir algo así. Es cierto que no se lapidan mujeres por ser adúlteras pero juzgar y castigar es una práctica muy extendida. Y de nuevo las mujeres se llevan la peor parte. Ser adúltero está mal, pero a las adúlteras se le añaden otro tipo de calificativos que no estaría bien reproducir. La moral de cada uno es algo muy personal y no se debería juzgar bajo los propios principios la conducta de los demás porque, y lo decía la Biblia, “quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”.

Artículos relacionados:

Lali Cambra. El País.com

Anmistía Internacional.

Published in: on 6 noviembre 2008 at 22:52  Dejar un comentario  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://ecodemujer.wordpress.com/2008/11/06/vivir-mujer-en-somalia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: